Una boda muy sencilla

Nunca antes me había parado a pensar en tanto detalle en las bodas. Cuando vas de invitado a una y jamás has pasado por el camino por el que ha pasado la pareja hasta llegar a ese momento, piensas en que se han tenido que dejar mucho dinero en las invitaciones, los menús, los trajes, la música, los detalles, etc… pero no piensas en la organización que trae todo eso detrás. Yo llevo sólo un mes preparando mi boda y ya estoy agobiada.

Si no tienes tiempo, ve a lo sencillo

shutterstock_381807925reducida

Lo primero que hice fue mirar el lugar donde quiero celebrarla. ¿Sabéis que hay gente que deja reservas hechas, con señal incluida, en algunos restaurantes, salones y fincas de eventos, dos años antes del enlace para asegurarse la fecha que quieren? Es impresionante. Luego llega una pardillita como yo que no tiene ni idea de nada y dice que se casa en 5 meses y que está buscando espacio para la celebración y se parten de risa en tu cara. Así de simple.

Luego pensé en lo segundo más importante: el vestido. Cuando llamé por teléfono a las principales tiendas de moda nupcial aquí en Asturias alucinaron pepinillos al decirles que sólo faltaban 5 meses, me metieron miedo diciéndome que tenía que darme prisa ene elegir el vestido por si había que hacer arreglos y mil cosas más. Al final he decidido irme a Bilbao un fin de semana a ver a mi hermana, que vive allí, y pasarme por la tienda de Joana Diestre porque es una diseñadora que siempre me ha encantado y cuando hablé con ella por teléfono me pareció un encanto.

Luego la fotografía. Vamos a ver… ¿sabéis los precios de los fotógrafos de boda? ¿Estamos locos? Un reportaje sencillito de pre boda más otro en el día de la boda puede salirte por 1000 euros, tranquilamente… ¿Pero dónde imprimen las imágenes? ¿En papel fotográfico de oro? La gente está como una cabra de verdad. Y eso por no hablar de las fechas… hacen contratos a 10 y 11 meses vista…. Increíble. Yo he optado, gracias a la recomendación de una amiga que ya contó con ellos en su boda, con Hevia Fotógrafos que son bastante económicos y tras ver su trabajo puedo decir que también son bastante buenos la verdad, y creativos, lo cual es de agradecer.

Y ahora ya los detalles menores pero no menos importantes: que si invitaciones, que si regalitos para los invitados, que si chuches para los niños, que si ramos para las madrinas, que si decoración, luces, música, phoptocall… ¿Sabéis la de tonterías que se llegan a hacer en una boda y no nos damos cuenta? Se me ocurrió llamar a una wedding planner y me propuso hasta tirar 50 globos con forma de corazón al cielo para inaugurar el banquete (inciso: ¿eso se inaugura?). Al final lo único que he hecho es comprar los detallitos para los invitados y letras gigantes con nuestros nombres para la decoración en  Rótulos de Corcho, se acabó. Si quieren más decoración que la pongan ellos y si se aburren con la música que vamos a llevar en un fantástico CD mp3 que contraten ellos el DJ y el Photocall. Se acabó la tontería… ¿tengo razón, o no? ¡Y viva la sencillez!