La estética dental y su importancia en la sociedad actual

La estética dental, es una rama de la odontología que emplea técnicas y materiales con el objeto de mejorar la salud dental y proporcionar a la persona seguridad y autoconfianza al potenciar su belleza y simpatía devolviendo y mejorando su sonrisa. En el Centro Avanzado de Odontología Belmonte disponen de un departamento especializado en estética dental que cuenta con profesionales altamente cualificados enteramente al servicio de sus clientes. Esta clínica trabaja para ofrecer un tratamiento integral a fin de mantener sanas las encías, dientes, implantes, articulación de la mandíbula… de sus paciente, así como la estética,, gracia a las carillas, blanqueamientos, coronas, puentes. Pero hacen especial hincapié en el tratamiento de las caries, gingivitis, periodontitis, maloclusiones infantiles y odontopediatría, así como enfermedades de la mucosa oral, como pueden ser los herpes, aftas, úlceras, etc.

El ambiente de cercanía y respeto por parte de su equipo, preocupado en todo momento por la salud de cada paciente, a fin de que se sienta lo más cómodo posible y relajado durante los tratamientos, es de los aspectos más valorados por cientos y cientos de clientes satisfechos.

Crece el interés por la salud bucodental

A pesar de que buena parte de la población española no acude al dentista lo que tendría que ir, esto es, una vez cada 6 meses, y de que muchos reconocen no lavarse los dientes 3 veces al día, lo cierto es que cada vez son más las personas preocupadas por la salud y estética de los dientes, conscientes de que una bonita sonrisa es la mejor tarjeta de presentación de una persona y de que la salud de la boca, puede repercutir en la salud integral del organismo.

La ausencia de piezas dentales, es una da las consecuencias de la mala higiene y de la falta de visitas al dentista, porque la prevención es lo más importante. En estos casos, cuando a una persona le faltan dientes, no solo sufre molestias la comer o dolor dental, sino que además, puede afectar a su salud mental. Las personas a las que les faltan dientes, sobretodo si la falta es visible, suelen tener complejos y hasta dejan de sonreír. En algunos casos, incluso impide relacionarse con los demás o encontrar trabajo. Hay que tener en cuenta que en la sociedad actual la imagen está muy valorada.

¿Sabes qué es el efecto halo? Pues es un fenómeno que consiste en juzgar a las personas en base a sus cualidades físicas. Es decir, se le atribuyen cualidades positivas a las personas que resultan atractivas y negativas en caso contrario. Triste pero cierto y es algo natural. Como se suele decir, la cara es el espejo del alma y además, la primera impresión es la que cuenta. En estos casos la mejor solución son los implantes dentales que son pequeños dispositivos artificiales de titanio biocompatibles, que han demostrado unos resultados de duración y confort, estética, fiabilidad y predictibilidad muy superior a otros tratamientos sustitutivos de dientes naturales. Sirven para reponer dientes perdido, sustituirlos por otros con más firmeza y estabilidad, sujetar prótesis dentales móviles,, hacer que los huesos maxilares conserven su función y no pierdan volumen o como anclajes que permiten realizar tratamientos ortodóncicos.

Los dientes rotos a causa del bruxismo o un traumatismo, también son muy comunes, las carillas dentales, son perfectas en estos casos. Las carillas dentales son restauraciones hechas a medida de la boca del paciente, que se fijan directamente a la superficie del diente. Los materiales pueden ser de distintos tipos de porcelanas hasta las últimas técnicas con disilicato de litio, o incluso composite.

Su ventajas son enormes, ya que, además de tallar muy poco el diente, permiten mejor su limpieza, garantiza una buena conservación de los tejidos de la encía, y si son de porcelana, proporcionan una superficie más resistente al desgaste y no se manchan.

Las carillas se usan cuando hay alteraciones del color que no pueden ser tratadas mediante blanqueamientos o alteraciones en la forma dentaria como pueden ser los dientes pequeños), los pequeños defectos superficiales, las fracturas, hipoplasias, diastemas y alteraciones en los dientes que no admiten ortodoncia.

Los dientes oscuros, constituyen otro de los principales problemas estéticos. La solución en estos casos es el blanqueamiento dental, mediante la cual se pone en contacto con el diente peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida a una determinada concentración que libera oxígeno y blanquea el diente. En la actualidad existen 3 tipos de blanqueamiento:

  • Profesional o en la clínica dental, que es más intenso y rápido.
  • Domiciliario, que es menos intenso, y lo hace el paciente en su casa con un aparato de plástico o férula, siempre prescrito y supervisado por el odontólogo.
  • Combinado: primero se hace en la clínica, y después en la casa del paciente supervisado por el dentista.