El compostaje casero, una tendencia cada vez más habitual en los hogares españoles

Los tiempos van cambiando y con ello muchos de nuestros hábitos y es que con el paso de los años cada vez somos más los ciudadanos que tenemos una concienciación más global del mundo que nos rodea. Esto se debe a que ya sea por los estudios, por lo que nos enseñan en casa o por otros muchos factores, nuestra mentalidad ha ido avanzando hacia la de intentar vivir en un mundo más sostenible y más concienciado con el medioambiente. Así, más allá de las acciones típicas de usar el transporte público o de intentar viajar en medios menos contaminantes, lo cierto es que nosotros mismos estamos aprendiendo otras fórmulas de llevar a cabo una vida más respetuosa con el planeta.

En este sentido, una de estas cuestiones que estamos aprendiendo la encontramos en el compostaje casero, una tendencia cada vez más habitual en los hogares españoles y que nos sirve para tener abono natural de alta calidad, gratis, a parte de servir como fertilizante. Además, entre otras muchas ventajas, realizar un buen compost casero nos sirve para:

  • Promover la biodiversidad. Cuando estábamos en el colegio, nuestro profesor nos explicaba la importancia del ecosistema. Pues imagina tener un bioma en tu propio jardín de casa. Su presencia puede ayudar a impulsar cualquier beneficio que el compostaje ya tenga. En este sentido, el proceso por el cual se transforma la basura orgánica en humus o abono orgánico, es mediante el proceso natural de la descomposición. Así, el proceso por el cual se transforma la basura orgánica en humus o abono orgánico, intervienen microorganismos, bacterias e insectos como las lombrices. En este proceso de descomposición es dónde los seres vivos, después de morir, se convierten en materias primas para la tierra.
  • Reduce el uso de combustibles fósiles. Técnicamente, cuando las fábricas crean compost, utilizan máquinas dependientes del petróleo, tanto en el proceso de producción, embalaje y transporte. En cambio, con el compostaje natural, la basura orgánica se convierte en humus o abono orgánico, mediante un proceso natural de la descomposición, reduciendo tu huella de carbono. El abono que se obtiene del proceso de compostaje permite que se reduzca el uso de fertilizantes químicos, que contaminan los acuíferos por un exceso de nitratos.
  • Sirve como vínculo familiar. Enseñar a tus hijos el proceso del compostaje les hace conscientes y responsables de su entorno a una edad temprana. Por eso, aprovecha y haz de esto una actividad de aprendizaje divertida. Y es que de este modo estarás, sin darte cuenta, cultivando el amor por la naturaleza a las generaciones futuras.

Pero esta no es, como os dijimos al inicio, la única forma que tenemos de ayudar al planeta a que vuelva a ser verde y es que en nuestro día a día optar por una u otra bolsa a la hora de llevar la compra puede suponer que estemos ayudando o no al medioambiente. Así, si vosotros también queréis formar parte de este movimiento global de concienciación, nosotros os recomendamos que optéis por las bolsas de Bioplásticos Genil, dado que ellos han sabido reinventarse para ofrecer a los clientes el producto que demandan en la actualidad, siendo, en este caso, unas bolsas biodegradables, las cuales se pueden usar sin miedo a contaminar como ocurre con las bolsas de plástico de un solo uso u otros productos. 

Además, como estas bolsas son biodegradables también nos pueden servir para nuestra zona de compost y es que, como os decimos, el compost tiene un sinfín de utilidades, incluso como decoración para nuestro jardín. Y es que piénsalo, ¿para qué te vas a gastar dinero en bolsas de tierra de cultivo, si puedes utilizar un compuesto orgánico? Además de embellecer el jardín, también crearás un ambiente saludable para todos, tanto para tu familia como para los que lo visiten. Pero no solo eso, sino que con el tiempo lograremos un suelo rico en nutrientes dado que con el compostaje mejoramos la calidad del suelo de nuestros campos y jardines. Su PH neutro, lo hace sumamente confiable para ser usado con todo tipo de plantas. Además, contribuye al mantenimiento y desarrollo del micro flora y micro fauna del suelo y es que el compost facilita la absorción de los elementos nutritivos por parte de la planta, y puede aumentar la producción de plantas comestibles y ornamentales por igual.

El compost ayuda a mejorar la calidad del aire

Los residuos urbanos son muy perjudiciales para el medioambiente, ya que causan un aumento en las emisiones de CO2 y su impacto en el cambio climático. Hay que tener en cuenta que la comida desperdiciada es un grave problema ambiental, por lo que el compostaje puede ser una alternativa para mejorar la calidad del aire que respiramos, reduciendo la quema de basura que produce, humo, cenizas, y productos tóxicos, que provocan reacciones alérgicas, ataques de asma y aumento de la toxicidad de las partículas en la atmósfera.