Anillos y joyas de plata

wedding-812967_640

Adoro los accesorios y soy alérgica al metal “malo” ¿Sabéis lo duro que es eso? Sólo puedo llevar oro, plata o acero y a veces hay cosas preciosas hechas de bisutería y súper baratas que yo no puedo llevar. Es frustrante. Total, que como uno de mis vicios son los anillos llevo años buscando un sitio barato donde adquirir nuevas joyitas y al final he encontrado este sitio donde comprar anillos de plata para mujer que ha hecho el agosto conmigo porque son buenos, con diseños chulísimos y tienen precios muy asequibles.

Se trata de la empresa Momjoyas que tiene un amplio catálogo con productos realmente baratos. Personalmente sería muy feliz comprando baratijas como digo yo y poniéndome algo de bisutería diferente cada día pero como eso no es posible debido a mi alergia he encontrado en esta tienda online la salvación a mi vicio, o a mi hobby como queráis llamarlo.

Por lo visto las alergias a los metales con muy comunes, podéis verlo en alergias.org. Allí dicen que la exposición con ciertos alérgenos a largo plazo puede que hacer que la piel se oscurezca y se vuelva correosa y agrietada y os puedo asegurar que yo no quiero eso.

Se trata, mayoritariamente, de alergia al níquel, un componente que tienen casi todas las joyas de bisutería.

La alergia a los metales consiste en una reacción al metal, generalmente a la joyería. Aunque los distintos tipos de metal pueden causar alergias, la mayoría de las personas que sufren alergias reaccionan, como hemos dicho, al níquel. Estas alergias sin más comunes en las mujeres, se estima que un 12% de las mujeres son alérgicas al níquel, en comparación con sólo el 6% de los hombres.

También tiene guasa ese dato ¿no? Quiero decir que basta con que a alguien le guste algo y a otro no para que ese alguien sea alérgico. ¿Cuántos hombres llevan bisutería? Pues cada día hay más, cosa que apoyo, pero somos las mujeres las que más usamos este tipo de accesorios de moda y precisamente somos nosotras las que más posibilidades tenemos de sr alérgicas. ¿Tiene o no tiene guasa?

Yo ya me he acostumbrado y digamos que estoy resignada así que cuando veo algo que me gusta en los mercadillos o tiendas de moda que sé que es bisutería intento mirar hacia otro lado porque es tontería encapricharme de algo que no puedo llevar encima. El problema es que hay jovencitas, como mi sobrina, que se empeñan en pensar que “no es para tanto” y se ponen este tipo de piezas aunque le salgan ronchas o picazón. Son jóvenes e inconscientes y quieren ir a la moda pero no se dan cuenta del peligro que corren si siguen haciendo esta práctica a la larga. Yo intento asustarla de más, exageradamente, para que se cambie a la plata como yo, o al acero, pero claro, ella sigue pensando que es mucho más barato comprarse cualquier cosa de los hippies antes que irse a una joyería especializada porque por el precio de una pieza puede tener dos o tres, incluso más.

Sea como sea desde aquí pido conciencia con todo esto y demando a los fabricante que retiren el níquel de sus creaciones.

Deja una respuesta