Sonrisa y atracción: dos cuestiones que están más unidas que nunca

Hay muchas cosas que pueden generar influencia a la hora de determinar si resultamos atractivos o atractivas para todas aquellas personas que nos rodean. A día de hoy, se valora mucho el físico. En el caso de los chicos, se valora la musculatura. En el caso de ellas, el volumen de los pechos o las curvas de sus caderas. Pero hay varias cuestiones que se valoran de la misma manera tanto para los hombres como para las mujeres: hablamos de cuestiones como lo son los ojos, el cabello o la sonrisa, que es la protagonista de este artículo.

La sonrisa es uno de los atributos más importantes del ser humano, con independencia de su sexo o de su edad. Gracias a ella, una persona puede disponer de muchas más posibilidades para resultar atractivo de cara al resto de personas que la rodean. Y no cabe la menor duda de que eso, más allá de las opciones de las que dispongamos para conquistar a ese chico o chica que tanto nos gusta, nos ayuda a reforzar nuestra autoestima, que es uno de los asuntos más importantes a la hora de tener éxito tanto en nuestra vida personal como en la profesional.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario El País hablaba del poder de la sonrisa, destacando precisamente todos esos asuntos positivos que están ligados a ella. En el texto, la autora pone de manifiesto que vive más quien más sonríe, que este atributo puede estar ligado a la sonrisa pero también a los ojos (dos elementos importantes a la hora de sentirnos bellos o bellas) y que, además de todo eso, siempre costará más que una persona nos frunza el ceño si le estamos sonriendo de una manera continuada.

El portal web Vitónica enumeraba, en una de sus informaciones, los siete problemas que son más habituales en la boca de los seres humanos y que, de alguna manera, pueden afectar a la belleza de nuestra sonrisa. Dichos problemas son los que siguen:

  • La primera de ellas es la caries.
  • La maloclusión, o el crecimiento de los dientes en lugares que no son los correctos, también es bastante habitual en una sociedad como la española.
  • La halitosis es uno de los problemas que peor nos puede hacer quedar delante de un grupo de personas.
  • Una enfermedad periodontal es peligrosa, sobre todo porque la encía se debilita el soporte sobre el que se sustenta el diente.
  • El bruxismo es prácticamente un sinónimo del rechinar de los dientes.
  • La gingivitis es la inflamación y posterior sangrado de las encías, algo que tristemente también es habitual en el momento actual.
  • El cáncer bucal, en última instancia, también existe y viene provocado en la mayor parte de los casos por el tabaco o el elevado consumo de alcohol. Se da habitualmente entre hombres de más de 40 años.

Que la sonrisa sea un elemento tan importante para cultivar la belleza física individual de las personas es algo que a la sociedad le ha venido a la perfección sobre todo en el sentido de que, así, se ha conseguido mejorar la salud bucal de nuestros ciudadanos y ciudadanas. Es algo que nos han comentado en una conversión reciente desde Dentistas COE, cuyos profesionales han identificado un repunte del número de personas que utilizan Internet para tratar de mejorar el aspecto de su boca y, con ello, el de la salud de dicha zona. Desde luego, se trata de una actividad necesaria y que debería extenderse al conjunto completo de nuestra población.

Resultados que funcionan

Seguro que muchos de vosotros y vosotras conocéis a alguien que, después de haber pasado por el dentista, ha ganado en atracción. Es posible que incluso os haya pasado a vosotros o vosotras mismas. Desde luego, es evidente que la sonrisa es una de las principales armas a la hora de apostar por la belleza y cuidarla es una de las obligaciones que tenemos que seguir si lo que queremos hacer es apostar por mejorar nuestro aspecto físico. A nadie le cabe la menor duda de que el poder de la sonrisa es uno de los más potentes para dar lustre a nuestro cuerpo.

Estamos convencidos de que va a seguir aumentando el número de personas que va a apostar por cuidar de su sonrisa con el objetivo de cuidar de su aspecto. Ambas cosas son deseables y, si viajan en sintonía, mejor que mejor. Desde luego, es lo deseable por parte de muchas personas para las que ganar en salud y en aspecto al mismo tiempo es una de las mejores noticias que se les podía dar. Es evidente que este es el camino que debemos seguir para cuidar de nosotros mismos… y de nuestras relaciones sociales.