Denia, una ciudad perfecta para veranear y vivir

Ahora que ya están finalizando las vacaciones de verano toca volver al trabajo, y esto es un duro golpe para aquellos que disfrutan de unas vacaciones de ensueño. No hace falta irse muy lejos para encontrar lugares mágicos y preciosos en los que disfrutar del buen tiempo, de la gastronomía, y de las actividades. Los españoles no valoramos suficiente las ciudades de costa que tenemos a nuestro alrededor. Para aquellos que vivimos en Madrid, la costa nos parece como el paraíso, ya que disfrutar del calor y de la playa es algo que no puede hacerse aquí. Pero porqué nos empeñamos en irnos a otros países cuándo no hemos visitado lo que tenemos en nuestro país.

Ahora que ya están finalizando las vacaciones de verano toca volver al trabajo, y esto es un duro golpe para aquellos que disfrutan de unas vacaciones de ensueño. No hace falta irse muy lejos para encontrar lugares mágicos y preciosos en los que disfrutar del buen tiempo, de la gastronomía, y de las actividades.

Los españoles no valoramos suficiente las ciudades de costa que tenemos a nuestro alrededor. Para aquellos que vivimos en Madrid, la costa nos parece como el paraíso, ya que disfrutar del calor y de la playa es algo que no puede hacerse aquí. Pero porqué nos empeñamos en irnos a otros países cuándo no hemos visitado lo que tenemos en nuestro país.

Esta es una idea que siempre he tenido en la cabeza, ya que cuando en los programas de televisión sacan las ciudades de costa en todo su esplendor, siempre me lo apunto en una libreta para buscarlo en Internet, y ver cuándo es la mejor época para viajar. Aunque tampoco me malentendáis, también me encanta viajar a otros países, pero so y de esas personas que piensan que la diversidad de España contenta a cualquiera.

Tras unos meses decidiendo dónde nos íbamos a ir de vacaciones este año, decidimos elegir Denia, una ciudad en la provincia de Alicante que está a apenas 4 horas de Madrid. Es famosa porque dispone de los dos paisajes preferidos de la gente, la playa y la montaña. Dado que mi esposa adora la playa, y a mí la arena no me acaba de convencer, decidimos elegir esta ciudad, y tenemos que decir que acertamos.

La diversidad de Denia es su mejor baza

Decidimos hospedarnos en un hotel, ya que queríamos disfrutar de la gastronomía del mediterráneo, que es famosa por sus arroces y pescados. El plan para estas vacaciones era simple, descansar y ver los monumentos y puntos más característicos de Denia, que hay que de decir que no son pocos.

En primer lugar, tenemos el Castillo de Denia, el Castillo te permite imaginar cómo era la vida cuándo estas fortalezas eran utilizadas. Y además cuando terminas de subir, puedes disfrutar de unas vistas impresionantes al puerto y a la ciudad.  Este es uno de los puntos característicos de la ciudad, donde es imprescindible hacerse una foto con las vistas.

Denia dispone de muchas playas preciosas, y aunque no te gusten mucho, es imprescindible pasar uno o varios días disfrutando del sol y de las aguas claras del Mediterráneo.  Un punto de obligada visita es la Reserva Natural del Cabo de San Antonio, una Reserva Natural que ocupa 900 hectáreas, y en cuyos fondos se puede bucear para encontrar una gran variedad de flora y fauna marina.

Pero si no te gusta la playa también puedes ir a la montaña, ya que queda muy cerca el Montgó, una montaña que está detrás de la ciudad, y que se eleva hasta los 753 metros de altura. El Montgó fue declarado Parque Natural en 1987, y es conocido porque existen más de 650 especies de flora.

Cuando te enamoras de un sitio, y decides volver

Tanto mi mujer como yo quedamos enamorados de Denia, sus paisajes son dignos de portada de revista, su gente es muy amable y todo lo que ofrece te deja con las ganas de volver. Nosotros hemos decidido volver a Denia, ya que en la semana de vacaciones que estuvimos no pudimos realizar todas las actividades que Denia ofrece.

Por eso hemos decidido volver, pero no de cualquier manera. Hemos decidido comprar una casa en Denia, para bajar los fines de semana y puentes que tengamos libres. Porque además, alrededor de Denia hay muchos pueblos que visitar, y está a medio camino de Alicante y Valencia. Gracias a Inmoden, una inmobiliaria de Denia fundada en 1985, y que apuesta por la satisfacción de los clientes.

En conclusión, Denia es una de esas ciudades a las que hay que ir en vacaciones, aunque avisamos del riesgo de enamorarte de esta bella ciudad.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Qué más?

Artículos relacionados

¿Qué tamaño deben tener las ventanas de tu casa?

Ya sea porque te estés planteando llevar a cabo una reforma en casa con tus propias manos, o porque quieras que unos profesionales de la carpintería y la cristalería te cambien las ventanas, necesitarás saber cómo se miden para solicitar presupuesto y poder hacer la mejor elección. Lo primero es saber que aunque parezca una tarea muy difícil, es posible lograrla sin errores en cálculos, e incluso en poco tiempo. Solo tienes que tener en cuenta algunas claves que te apuntan nuestros expertos en el área de La Ventana Perfecta para no equivocarte y darle la información lo más ajustada posible a tu instalador.

Abuelos y tecnología en tiempos de pandemia

El 2020 fue un año especialmente difícil para los abuelos, la población de más riesgo en medio de la pandemia de Covid-19 que nos ha tenido desde marzo pasado en vilo. Ya sea que estén en casa o en residencias, los familiares han buscado, en la medida de lo posible, la manera de no dejarles solos durante estos tiempos tan difíciles. Sin embargo, no ha sido tarea fácil.

El compostaje casero, una tendencia cada vez más habitual en los hogares españoles

Los tiempos van cambiando y con ello muchos de nuestros hábitos y es que con el paso de los años cada vez somos más los ciudadanos que tenemos una concienciación más global del mundo que nos rodea. Esto se debe a que ya sea por los estudios, por lo que nos enseñan en casa o por otros muchos factores, nuestra mentalidad ha ido avanzando hacia la de intentar vivir en un mundo más sostenible y más concienciado con el medioambiente. Así, más allá de las acciones típicas de usar el transporte público o de intentar viajar en medios menos contaminantes, lo cierto es que nosotros mismos estamos aprendiendo otras fórmulas de llevar a cabo una vida más respetuosa con el planeta.

Consejos para mantener una piscina limpia en invierno

No hay un país europeo donde haya tanta diferencia entre el invierno y el verano. Los datos así lo dicen. Podemos tener veranos de 40 grados e inviernos de muchos grados bajo cero. Eso sí no viene un temporal como Filomena que lo cambia todo. Un verano no lo podemos entender sin piscinas. Es la forma que tenemos para librarnos de los excesos de calor y para poder vivir de una manera más relajada y menos sofocante. Estas piscinas pueden ser públicas o privadas, y cada vez son más los usuarios que se atreven a tener una en sus casas.