Consejos para preparar las pruebas de acceso

Cuando una persona valora el presentarse a las pruebas para acceder a la universidad para mayores de 25 años, siempre viene bien seguir una serie de consejos a la hora de preparar estas exigentes pruebas.

La experiencia es un grado y desde accesoalauniversidadmayores25.com  creen que los estudiantes que llegan a ellos todos han tenido ese momento de duda entre optar por prepararse por cuenta propia, mediante una academia o un curso que prepare este acceso. La decisión de la forma en la que se van a preparar los exámenes es algo que hay que decidir cuanto antes para tener más posibilidades de enfrentar con éxito las pruebas y poder alcanzar el acceso a la universidad. Veamos puestos aspectos que hay que tener en cuenta:

Preparación de los exámenes por mi cuenta

Una opción que suele ser común, pero hay que mirar hacia dentro y ver las circunstancias en las que vivimos. No es igual empezar a estudiar después de 15 años que si lo hacías hasta el año pasado.

El nivel con el que cuentes para cada una de las materias también es importante. En el caso de que hayas estudiando la ESO o Bachillerato seguro que vas a lograrlo con mayor facilidad. Si careces de ello vas a tener que esforzarte algo más, pero nada es imposible si se prepara bien.

Debes sacar tiempo para el estudio

Aquí hay que poner en marcha una rutina en la que se pueda estudiar del orden de entre 2 y 3 horas al día. No siempre es fácil sacar tanto tiempo, pero debes ser consciente de cualquier momento puede ser el indicado.

Calendario

Deberás establecer uno, organizándote bien el tiempo que te resta para abordar los temarios completos de las materias y cumplirlo a diario.

Decidir los exámenes que prepararas

No olvides saber que hay relaciones entre las materias que tendrás que estudiar y las de la carrera a la que deseas acceder.

Consulta los temarios y distribución del tiempo

Ya conocidas las materias, debes conseguir los temarios. Deberás estudia el que establezca la universidad.

Apuntes y libros para preparar las pruebas

Debes obtener los apuntes completos, recuerda que hay muchos recursos gratis para la preparación de los exámenes.

 

Estudia para sacar nota

Muchas veces te sucederá que para tener acceso a los estudios que quieras tendrás que sacar buena nota, no valiendo solo con aprobar el exámen. Esfuérzate y podrás elegir mejor.

Se realista y evita sorpresas

Con frecuencia los estudiantes se centran en una serie de teorías sobre las materias, por lo que se apartan las actividades de carácter prácticas, resolver ejercicios o responder las preguntas de examen. Un error bastante común que suele dar una sensación bastante engañosa de estar progresando.

No hay que olvidar que debemos conocer todos los contenidos y dedicarle el tiempo a estudiarlos y aprenderlos, pero siempre hay que autoevaluar el progreso de forma contante cuando se preparan las pruebas por nuestra cuenta.

La mejor forma de hacerlo es solucionar las preguntas de examen que correspondan a los temas que se estudian. Merece la pena agrupar las preguntas correspondientes a los exámenes de años anteriores por los temas y soluciónalas cuando acabes de estudiar cada uno.

Debes también ver comprobar las soluciones en el caso de que estén disponibles y también identificar los errores que se cometan, la información que te falte y cómo redactaste las respuestas, de tal forma que identifiques los fallos y puedas repasar el contenido que creas preciso.

Haz simulacros de examen

Siempre es bueno que te familiarices con las preguntas de examen, de tal forma que puedas identificar los temas que más se repiten, así como organizar las respuestas y poder distribuir el tiempo mejorando tus habilidades.

En cuanto pase el tiempo que dure el examen, lo mejor es intentar la corrección de las respuestas usando los mismos apuntes, el material que tengas, los libro, etc.

Sin decepciones

Si somos sinceros, el poder preparar el examen tal como merece va a requerir bastante esfuerzo, mucha dedicación y una gran fuerza de voluntad. Dependiendo de cómo avances con el temario y pases el tiempo que gastas en la preparación de las pruebas, es posible que aparezca la duda de si de verdad merece la pena.

Es bastante posible de que los resultados no sean los que esperas, pero no debes rendirte, pues el ir adquiriendo la costumbre de estudiar es algo que precisa un tiempo. Progresivamente va a ser más fácil que comprendas los contenidos, donde vas a encontrar el momento para estudiar y lo realizarás más productivamente,