Los mejores tratamientos para lucir una sonrisa digna de Hollywood

En la sociedad en la que nos ha tocado vivir, nuestra imagen cobra cada día una mayor importancia, es por ello por lo que debemos de lucir siempre radiantes, incluso cuando no nos apetece. A todos nos pasa que salimos a la calle un día que no nos ha apetecido arreglarnos y, al encontrarnos con algún conocido nuestro, nos da la sensación de que esa persona va a pensar mal de nosotros, cuando lo único que pasa es que sencillamente queríamos salir cómodos. Esto es algo que en ciudades muy grandes no suele ocurrir dado que las probabilidades de encontrarte a alguien que conozcas son minúsculas, sin embargo, en ciudades de pequeño y mediano tamaño, esta es una práctica habitual. Lo cierto es que debería de dar igual como vistamos o si vamos maquillados y peinados o no, pero lo que si que es importante es que gocemos de buena salud. La salud es el bienestar tanto físico como social y mental, partes, que en ocasiones descuidamos. Es por ello por lo que hoy os queremos aportar algún granito de luz en este aspecto.

El bienestar físico no solo incluye que no nos duela nada o que no tengamos ninguna herida, también incluye hábitos de nuestro día a día que a la larga pueden acabar repercutiéndonos, tanto para bien como para mal. Es el caso de la salud bucodental, una parte de nuestro bienestar a la que en muchas ocasiones no le dedicamos los cuidados que se merece realmente. Para que esto no siga sucediendo así, a continuación, os queremos proponer algunos de los tratamientos que todos debemos de seguir para lucir una sonrisa como las que vemos en las películas de Hollywood.

  • Blanqueamiento dental. Cuando nos referimos a este concepto lo que hacemos es referirnos a un tratamiento indoloro, seguro y rápido el cual llevamos a cabo con la intención final de reducir la tonalidad del esmalte de nuestras piezas dentales. Al llevarlo a cabo podemos lucir unos dientes mucho más brillantes y bonitos en un espacio menor de tiempo, desde que comenzamos con el tratamiento.
  • Tratamiento dental con carillas. Este es algo menos conocido pero habitual y sirve para modificar la forma, el color y corregir ligeros apiñamientos de los dientes. Quien lo lleva a cabo se aplica una pequeña lámina en la parte visible, en la parte de fuera del diente, con el fin de ocultar o tapar algunas imperfecciones dentales que presente. Además, juega con la ventaja de que es muy eficaz, indoloro y poco invasivo.
  • Contorneado dental. Remodelar el contorno del diente ya es otra de las prácticas más comunes que se llevan a cabo para lucir una sonrisa perfecta. En este caso, el tratamiento dental consiste en quitar pequeñas cantidades de esmalte de los diferentes dientes afectados con la finalidad de igualar las piezas en tamaño y forma.
  • Coronas sin metal. Una corona no deja de ser una prótesis fija, sin embargo, atrás quedaron ya las de metal o las de oro. Unas coronas que hasta hace unos años estaban muy de moda pero que hoy en día ya están obsoletas porque existen otras que imitan a la perfección la naturaleza y translucidez del diente.
  • Cirugía estética de la encía. Consiste en mejorar de forma significativa la apariencia de las encías. Con los años, las cicatrices que tengamos o debido a desalineaciones, es muy normal encontrar sonrisas las cuales tengan demasiado tejido gingival o, por el contrario, otras a las que le falte, de tal forma que dejen a la vista la raíz del diente. Es por ellos por lo que este tratamiento se aplica cada vez más, con el fin de buscar un punto medio para lucir una bonita sonrisa.

La prevención, una de las claves para evitar problemas dentales

A lo largo de este post os hemos mostrado algunos de los consejos y tratamientos que podemos seguir para lucir una sonrisa como las de las películas, sin embargo, lo más inteligente pasa por la prevención. Una forma de entender la salud que desde la clínica dental Odas recomiendan y que tiene su base en una visita periódica a los especialistas dentales, con el fin de conocer de primera mano y poder solventar cualquier problema que vaya surgiendo. En muchas de las ocasiones, con una simple visita se pueden prevenir grandes problemas futuros, lo que además de bueno para nuestra salud, también lo es para nuestro bolsillo.