Cómo organizar una fiesta en casa y no morir en el intento

¿Vas a montar una fiesta en casa y no sabes por dónde empezar? Pues no te preocupes, porque en este post, te vamos a decir cómo hacerlo, paso a paso, y sin necesidad de volverse loca en el intento. Solo has de planificarlo muy bien y contar con todos los elementos necesarios para tener éxito y triunfar como anfitriona. ¡Empieza la fiesta!

¿Vas a montar una fiesta en casa y no sabes por dónde empezar? Pues no te preocupes, porque en este post, te vamos a decir cómo hacerlo, paso a paso, y sin necesidad de volverse loca en el intento. Solo has de planificarlo muy bien y contar con todos los elementos necesarios para tener éxito y triunfar como anfitriona. ¡Empieza la fiesta!

Montar una fiesta en casa paso a paso

Primera parte

1. Establece la hora, la fecha y el lugar.

2. Elabora la lista de invitados. Como regla general, entre más, mejor. Sin embargo, tampoco te

3. Escoge una temática. Si puedes, procura evitar las temáticas de los años 80 o de disfraces, porque 4. Corre la voz.

5. Elabora un presupuesto. Organizar una fiesta podría ser sumamente costoso (en serio). Entre toda

Segunda parte. Planificar la comida y la diversión

1. Decide qué servirás de comida.

Planifica las bebidas que servirás.

3. Planifica la música que pondrás.

4. Consigue o haz las decoraciones. Escoger la temática de la fiesta facilitará muchísimo esta labor,

5. Organiza el local. Si vas a hacer la fiesta en casa, puedes usar el comedor. Esta es la parte más familiar de la vivienda y es ideal para organizar eventos. Así lo aseguran en Muebles Saez, que es una tienda de muebles dedicada a la comercialización y venta de muebles de calidad de todos los estilos, ofreciendo siempre productos de calidad a precios muy competitivos, y marcando así la diferencia frente a la competencia. En su amplia exposición de muebles, se pueden encontrar los comedores y dormitorios, muebles moderno, clásico, contemporáneo, colonial, juvenil, sofás de todos los estilos y tapizados, mesas y sillas de comedor y cocina, etc, que darán calidez y personalidad a cualquier estancia de la casa.

6. Considera la posibilidad de personalizar ciertos artículos.

7. Prepárate para atender a los borrachos y borrachas de turno.

8. Planifica la limpieza.

Tercera parte. Ser el anfitrión de tu fiesta

Imagen titulada Throw a Party Step 14

1. Delega responsabilidades. El momento ha llegado: tu fiesta comenzará dentro de muy poco.

2. Asegúrate de que el lugar esté limpio y de que sea funcional.

3. Haz los decorados.

4. Intenta que tus invitados estén entretenidos y sociabilicen. Esta tarea deberá ser en parte tuya, 5. 5. Decide cuándo termina la fiesta.

No debes olvidar…

  1. Es indispensable tener suficiente comida, sino la fiesta no será tan divertida.
  2. Ten cuidado de no invitar a la gente que se lleve mal, ya que podría fastidiar la fiesta. Si lo haces, procura que no estén muy cerca durante el acto.
  3. Invita a personas que tengan intereses en común y que se lleven bien.
  4. Si los invitados de tu fiesta no son amigos, propón juegos para romper el hielo.
  5. Haz todo lo posible por no cambiar la fecha de la fiesta, sino interferirás con su agenda y podrían no asistir, y lo echaría todo a perder.
  6. Pon buena música bailable, pero también una que puedas ignorar cuando estés socializando con tus invitados (o anfitriones) y otros asistentes.
  7. Siempre es necesario tener buena comida y bebidas, tanto alcohólicas como no alcohólicas.
  8. Los bocadillos siempre son bienvenidos pero también las verduras en tempura, tortilla de patatas, empanada, encurtidos, queso, ensaladas, croquetas caseras, albondigas vegetales, dulces y piensa que no todos los invitados tienen las mismas necesidades alimenticias y dieta. Además de personas alérgicas, entre tus invitados puede haber varios con restricciones alimenticias por cuestiones éticas o religiosas. Ten en cuenta esto al planear el menú.
  9. En cuanto a las bebidas, asegúrate de brindar opciones para aquellos que no consuman alcohol y no quieran tomar refrescos, como zumos de fruta natural, verduras, batidos… y sobre todo, que no falte el agua mineral natural con una rodaja de limón.
  10. Para aquellos que sí beban debes tener al menos: whisky, vodka, ron blanco y dorado y de ser posible ginebra, además de las bebidas para mezclar como cola, ginger ale, agua con gas y agua tónica. Y vermú seco, ginebra, aceitunas verdes y una coctelera, para los martinis.). Todo lo demás será una pérdida de tiempo: a nadie le importa si puedes preparar una margarita de tequila. Están de muerte, pero emborrachan mucho, así que cuidadito con esto.

Una receta para todos los invitados

Cous Cous sin Gluten Crudivegano:

Ingredientes para el cuscus vegetal:

  • 200 g Coliflor
  • 300 g Brocoli
  • Perejil fresco
  • Hierbabuena fresca
  • 1/2 Cebolleta grande
  • 2 cucharadas de Vinagre de manzana
  • 1 Cucharada de aceite
  • 1 Manzana
  • Brotes de rábano para decorar
  • Sal

Ingredientes para la salsa:

  • 80 g Anacardos Crudos
  • 100 ml Leche Vegetal yo usé de soja
  • 1 cucharada aceite oliva
  • 1 cucharada comino en Grano podeis usar en polvo también
  • 2 cucharada curri Korma lidl
  • 5 g Curcuma (yo usé Curcuma bio entera pero se puede echar molida)
  • 1 Guindilla

Elaboración

  1. El día anterior, poner los anacardos en un tarro con abundante agua (y espacio, ya que se hicharán)
  2. Rallar la coliflor y el brocoli. Solo las cabezas sin el tallo. Picar la cebolleta muy fina. Remover todo.
  3. Mezclar el cous cous junto con el perejil y la menta picados y añadir las dos cucharadas de vinagre de manzana. Añadir sal al gusto y remover.
  4. Para la salsa solo hay que mezclar todos los ingredientes en el procesador de alimentos hasta que se forme una crema. Si quedase muy denso añadir un poco más de leche de soja y corregir de sal.
  5. Servir con manzana cortada en daditos para añadir un toque crujiente.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Qué más?

Artículos relacionados

Si quieres un buen consejo, deja que cuiden a tus mayores

A medida que van pasando los años, nuestra sociedad se va haciendo cada vez más compleja. Esto se debe a que nuestra forma de vida poco o nada se parece a la de nuestros abuelos. Ellos, o muchos de ellos, en su día tuvieron que emigrar para después volver a casa con algunos ahorros y ya trabajar en nuestro país. Sin embargo, más allá del trabajo, su vida era mucho más simple que la actual, ya que muchos de ellos vivían en una casa en la aldea con su huerto, sus vecinos y sus animales. Gracias a todos ellos no dependían de hacer importantes compras en grandes superficies, ni contaban con elementos electrónicos que acabasen obsoletos…

El PVC es el preferido de los instaladores

Lo mínimo que podemos pedir para ser felices es que en nuestro domicilio encontremos ese lugar en el que podamos descansar con tranquilidad, en el que el estrés y la rutina diaria se olviden, en el que hallemos esa paz mental que tanto añoramos durante nuestros interminables días en el trabajo. Si no es así, tenemos un problema bastante importante y que requiere de una solución más que urgente. En nuestra vivienda mandamos nosotros y nosotras y debemos aprovechar esa tesitura para encontrar la felicidad que es difícil encontrar más allá de esas paredes.

El gimnasio, un buen lugar para pasar nuestros momentos de ocio

A medida que nos vamos haciendo mayores es más complicado que tengamos momentos de ocio y es que el trabajo, la rutina del día a día, las tareas del hogar y los quehaceres propios de la edad nos dejan apenas unos minutos u horas para dedicarnos a nosotros mismos. Es por ello por lo que a medida que van pasando los años es más difícil ver a personas que se encuentren en forma o que sigan disfrutando de sus deportes favoritos y es que, como os decimos, a pesar de que los días duran las mismas horas, lo cierto es que tenemos menos tiempo para disfrutar.

El cabello a partir de los 40

No sé por qué cuando llegamos a los 40 empezamos a tener miedo de muchas cosas, debe ser por la crisis de los 40, o al menos eso dicen en las películas americanas en las que los hombres se compran un deportivo y las mujeres se hacen mil tratamientos de belleza. Este año, con la llegada del verano, me he dado cuenta de que a mi alrededor, de repente, todo el mundo está preocupado por su pelo… todo el mundo mayor de 40 años. Así que hoy vamos a dar algunos consejitos al respecto.