Trucos para ahorrar en la ropa de los niños

En septiembre llega la hora de la verdad. Después de casi tres meses de vacaciones, los niños vuelven al colegio. Y claro, es el momento de ponerse la ropa del pasado curso. Y…sorpresa. Resulta que todos han dado el estirón. La ropa no le vale a ninguno. Tienes dos opciones. La mejor de todas es visitar la web de Grupo Reprepol, que son expertos en distribuidores de ropa infantil, y seguro que puedes echar el ojo a algo bueno, bonito y barato. La otra opción, menos recomendable, pero también respetable, es que comiences a hacer de ancianita, y busques trucos para ahorrar en la ropa de tus hijos.

Tengo claro que si en su educación, en su alimentación o en su formación no escatimas en gastos, por qué tienes que hacerlo en su forma de vestir. Ahora bien, te presento una serie de trucos que vi cuando vivía con mi madre (también del puño cerrado) que te hará ahorrarte unos euros bien ricos.

  1. Vete a lo práctico. Aunque se tiene la idea de que lo rosa para las niñas y lo azul para los chicos, hay que romper esta mentalidad. Un truco ideal cuando tienes niños de la misma edad pero de distinto sexo, porque pueden aprovecharlas ambos.
  2. Creatividad. O lo que es lo mismo, saber rentabilizar los recursos. Si tienes unos pantalones que le quedan pequeños, pues ale, a meter tijera y ya tienes pantalones cortos.
  3. Lo barato sale caro. Cuando se trate de ropa que los niños usen con mucha frecuencia, como abrigos de invierno, es mejor invertir en calidad (y resistencia). Y compra al menos una talla más grande. Y es que finalmente lo barato sale caro. Las marcas caras son resistentes y si lo vas a usar en varios cursos, lo mejor es que te gastes algo más de lo presupuestado.
  4. Controla la tentación. Compra solo las prendas necesarias. Opta por aquellas que sean más versátiles y que se combinen fácilmente. Cuantos menos motivos y estampados, mejor, porque seguro que al próximo curso ya no se llevan.
  5. Fuera de temporada. El siguiente truco está relacionado con el anterior. Es decir no compres cosas de moda, compra con anticipación, es decir, cuando haya descuentos de temporada. Asegúrate de elegir tallas más grandes, porque son prendas que tus hijos usarán dentro de varios meses. Así te curas en salud.
  6. Visita las webs. Como te decimos con Reprepol, muchas tiendas envían a sus suscriptores cupones de descuento y correos electrónicos en los que anuncian ofertas. Seguro que te puedes ahorrar algunos euros.

Por último, si como es mi caso, tienes hijos del mismo sexo, guarda las cosas del hermano mayor que estén en buenas condiciones, para que el pequeño las recicle. Eso sí, que estén en buen estado. No le hagas pasar por un mal trago al más pequeño, que le pueda entrar un trauma de no querer volver al colegio, el famoso bullying.

Aquí tienes algunos consejos que seguro que te vienen bien para el próximo curso. Es cuestión de sentido común, imaginación y también es cierto, algo de tacañería.