Consejos para no encontrar polvo en casa

Con las navidades hay una operación más importante para nuestra casa que la operación bikini para nosotros, la limpieza post fiestas de navidad. Durante estas fiestas tendemos a sacar la decoración navideña que suele acumular polvo, por no hablar de los restos de suciedad acumuladas que quedan de las copiosas comidas y cenas que se organizan en las casas.

En enero nos encentramos a la vuelta a la rutina, que puede ser bastante dolorosa para algunas personas, y esto hace también que recuperemos tiempo de trabajo y restemos tiempo libre a nuestra vida. Y esto es proporcional a la limpieza, es decir, a mayor tiempo libre más limpiamos, y a menor tiempo libre tendemos a cuidar la limpieza lo mínimo posible.

Lo cierto es que hay otro factor interesante, y es que por mucho que nos duela en el ego, no siempre sabemos como limpiar a fondo ciertos detalles de la casa. Y esto es algo que no nos tiene que molestar, porque no nacemos con todo el conocimiento aprendido, sino que debemos aprenderlo.

Por tanto, en el artículo de hoy vamos a hablar sobre como limpiar ciertos aspectos de la casa, que suelen pasar desapercibidos por mucha gente, pero un ojo experto (como es el de nuestras madres) sabrían detectar y criticar. Para ello vamos a dar algunos métodos de limpieza para remediar esta situación. Una casa limpia supone una gran ventaja a la hora de organizar eventos y sentirse mejor con uno mismo en el entorno en el que descansas. 

El truco está en fijarse en los detalles

Uno de los grandes olvidados de siempre ha sido el orden en los cajones y los armarios. En ellos, como en el resto de la casa, impera la norma básica: se limpian de arriba abajo, para evitar que la suciedad caiga sobre zonas ya repasadas. Con la aspiradora, absorbe el polvo acumulado en las esquinas y en las juntas de baldas y cajones. A continuación, pasa una bayeta escurrida en agua con jabón neutro por los laterales y las barras, y seca.

El baño es un lugar por el que pasamos a menudo y que no siempre tiene nuestra plena atención, presta atención a este espacio y deja los azulejos brillantes. Ponte guantes y abre la ventana. El amoníaco elimina la grasa, y el vinagre, la cal. Mezcla un chorrito de cada uno con medio litro de agua y una pizca de un lavavajillas sin lejía. Con una esponja de flor, limpia azulejos y juntas. Aclara con una bayeta humedecida en agua y seca enseguida con un paño.

Tu casa es un conjunto de paredes unidas por un techo, así que no descuides la imagen de las paredes. Aunque no lo parezca, en ellas también se acumulan el polvo y las telarañas. Retira cuadros, espejos y cualquier otro elemento decorativo. Aprovecha para limpiar el polvo también por el reverso de cada uno de ellos. Cubre la escoba con una bayeta de microfibra seca y pásala por toda la pared, desde el techo hasta el suelo.

En la cocina es dónde se cuece el amor, y en concreto, el fregadero es un lugar en el que pueden acumularse muchas bacterias. Para limpiarlo corta un limón por la mitad, añádele sal a la pulpa y frota con energía. Aclara con agua caliente y seca con un paño. Para evitar los malos olores, vierte un chorrito de agua caliente con bicarbonato por el sumidero. Decora la zona con macetas de hierbas aromáticas y detalles, y ganará encanto.

Otro aspecto que descuidamos bastante son las lámparas, para limpiarlas nunca las limpies encendidas o calientes. Prepara una mezcla de 3/4 partes de agua y 1/4 parte a base de alcohol y amoníaco, a medias. Protege el suelo con un plástico y pulveriza la mezcla sobre la pantalla, sin alcanzar los cables.

Si tienes algún problema y no puedes limpiar ten en cuenta que existen opciones para dejar la casa como una patena, como es contratar a una empresa profesional en servicios de limpieza. En nuestra empresa estamos muy contentos con Servinet del Vallés, una empresa de limpieza en Palau Solità i Plegamans, Barcelona, que cuenta con un gran equipo de profesionales, así como una larga experiencia acumulada en la gestión de la limpieza de edificios y locales.