Consejos para elegir las ventanas de casa y no equivocarte

Con independencia de que estés construyendo tu casa como si estás renovándola, debes considerar que el momento en el que se eligen las ventanas más adecuadas es de gran importancia. Vamos a darte algunos consejos para que aciertes con la elección de las mismas.

Las ventanas son de los elementos constructivos de mayor importancia en una casa, pues son un actor importante para que el aislamiento en los interiores sea el mejor. En el caso de que en tu salón se oiga soplar el viento y el aire se cuele por las rendijas, quizá sea el momento para la elección de las ventanas que precisas y cambiarlas por las viejas.

Estaremos de acuerdo en que cambiar las ventanas no es precisamente barato, pero a la larga se ahorra bastante dinero en calefacción. De nada vale tener un buen sistema de calefacción, si luego el valor se escapa por las ventanas.

En Replus, una de las empresas más importantes del país a nivel de ventanas, nos aseguran que siempre merece la pena elegir las ventanas con tiempo. Las prisas en muchos campos de la vida no siempre son buenas y a la hora de escoger nuestras ventanas podemos cometer verdaderas equivocaciones que luego se pagan muy caras si nos precipitamos.

Por lo tanto, lo mejor es tomárselo con tranquilidad, e informarte de todo lo que debes saber a la hora de elegir y buscar las ventanas que necesites. En la decisión a tomar habrá que pensar en una serie de aspectos como la orientación de la casa, la apertura que más nos interesa, el perfil y también el cristal.

Tipo de apertura

De entre todas las clases de ventanas según la apertura, debemos de apostar por una que sea buena para nuestros intereses. Las correderas son las que se deslizan por unas guías que se colocan en la parte superior e inferior de la ventana. A pesar de ser funcionales, son menos eficientes en o energético al ser menos aislantes.

Otro tipo son las oscilobatientes, que se pueden abrir para limpiarlas con más comodidad u oscilar para su ventilación. Son altamente seguras para las casas en las que hay niños. De la misma forma puedes optar por las ventanas batientes, muy adecuadas para cuartos de baño o garajes, así como las pivotantes para los tejados.

La totalidad de elementos que componen una ventana tienen importancia. Cuando se quiere calidad es necesario elegir materiales buenos, no solo en cuanto al perfil, también en el cristal. El perfil de una ventana está compuesto por el marco y la hoja.

Los perfiles es posible que sean de aluminio con rotura del puente térmico, PVC o de madera. En el caso de los dos primeros no necesitan caso mantenimiento, pero las ventanas de madera precisan de mantenimiento constante si queremos que aíslen bien el interior.

Si hablamos de los cristales, elegirlos bien es de las cosas más importantes cuando elegimos ventanas. Los cristales van a ser los que determinen el aislamiento que va a tener una ventana.

La instalación también importa

Además de la elección de las ventanas para la casa, se debe buscar un buen instalador que las coloque bien, algo fundamental cuando hay que sustituir las ventanas viejas por las nuevas.  No tiene mucho sentido dedicar una buena parte del presupuesto a la hora de elegir unas ventanas de calidad, si después no las instalamos como es debido. Si se instala mal, la mejor ventana puede ser no solo de poca seguridad, también de poca eficiencia.

Si tenemos que quitar una ventana vieja, merece la pena retirar todos los materiales antiguos y proceder a sanear de forma completa el hueco. Para ello es fundamental usar siliconas y demás productos de sellado de calidad.

Limpieza y mantenimiento

La limpieza de los cristales acostumbra a ser uno de los trabajos domésticos más aburridos, no solo cuesta trabajo dejarlos perfectos, también puede incluso lloverte la jornada que elijas para limpiarlos.

El mantenimiento de las ventanas de la casa no es complejo ni cuesta mucho hacerlo. Solo tienes que limpiar los marcos o los perfiles con agua y jabón, usando un jabón neutro y en los cristales con un poquito de agua con amoniaco y solo tienes que secar y frotar para que te queden perfectos.