El 2020 fue un año especialmente difícil para los abuelos, la población de más riesgo en medio de la pandemia de Covid-19 que nos ha tenido desde marzo pasado en vilo. Ya sea que estén en casa o en residencias, los familiares han buscado, en la medida de lo posible, la manera de no dejarles solos durante estos tiempos tan difíciles. Sin embargo, no ha sido tarea fácil.

Motivado al confinamiento, muchos abuelos se han tenido que mantener lejos de su familia para protegerse y evitar contagios que pongan en riesgo su vida, por lo que la mayoría de ellos se ha visto más solo y con una vida social mucho más limitada; de hecho, fue mucho el tiempo que no vimos a los abuelos en los comercios, tomándose un café o paseando por el parque.

Todo ese tiempo, las familias que no tienen a sus adultos mayores en casa, ya que viven en residencias o son lo suficientemente independientes para poder vivir sin cuidadores, han intentado por múltiples vías mantener una comunicación constante con ellos, todas ligadas directamente a las tecnologías.

El problema es que en muchos de los casos, a los abuelos les cuesta muchísimo aprender a manejarlas correctamente (o también se da el caso contrario, con los abuelos que son adictos a los dispositivos electrónicos) y que se sientan cómodos con su uso, esto porque no se le ha dado la importancia que tiene el educarlos en tener independencia en lo que se refiere a la tecnología, cosa que vimos es fundamental, sobre todo en momentos como estos;

Teniendo esto en cuenta, nuestros aliados de Cuidado en Casa, empresa de ayuda al adulto mayor a domicilio, nos habla sobre la importancia de que los abuelos tengan conocimientos básicos o intermedios en manejo de las tecnologías que están a su alcance.

Barreras para que los abuelos puedan acceder a la tecnología

Ya hemos mencionado antes, una de las barreras fundamentales es el aspecto educacional. Sin embargo, este va ligado al aspecto económico, que es sin duda un factor muy importante a tomar en cuenta; no todos los abuelos pueden permitirse la compra de dispositivos electrónicos, así como no muchas familias cuidadoras pueden permitirse ese gasto, pues hay otras prioridades y necesidades que requieren de mayor atención y mayor inversión.

Otra barrera importante va de la mano de los propios abuelos, cuidadores o de los familiares cercanos que sí cuentan con los medios económicos para adquirir este tipo de dispositivos, y es la percepción de que son demasiado complejos para que puedan manejarlos, lo que termina en resumirse como subestimar la posibilidad de los abuelos de aprender cosas nuevas, y no hay nada más lejos de la realidad.

Los abuelos tienen limitaciones propias de su edad pero en un sentido son como niños, la curiosidad y las ganas de aprender son tan amplias como las de cualquier pequeño, por ello, negarle la oportunidad de aprender cosas nuevas a nivel tecnológico, es evitar que estos sean mucho más independientes.

¿Por qué beneficia a los abuelos utilizar las tecnologías?

Las tecnologías son fundamentales para entender cómo está funcionando el mundo actual, para los abuelos que han pasado los últimos años viendo constantes cambios a nivel tecnológico tan rápidamente, que ha costado seguirles el ritmo y adaptarse a ellas. No obstante, conseguir sentirse cómodos con su uso trae múltiples beneficios como:

A medida que van pasando los años, velar por la salud se convierte en una prioridad aún más importante. Y gracias a algunas apps, cuidarse resulta mucho más fácil. Por ejemplo, en lo que a deporte y ejercicio físico se refiere, hay muchas aplicaciones que permiten calcular las distancias y las calorías consumidas en los paseos de los más mayores.

Otra necesidad es tener un control de horas en las que se consumen los medicamentos que se deben tomar y hay aplicaciones que con programarse de la forma correcta, pueden ayudar a cumplir con los tratamiento a cabalidad gracias a los recordatorios que estas pueden enviar.

Recreación segura gracias a las tecnologías

Teniendo en cuenta que los abuelos son población de riesgo, el Covid los ha obligado, y a todos sus familiares, a buscar maneras de entretenerse dentro de casa que sean cómodas, seguras y que los ayude a ejercitar su mente.

Las aplicaciones de juegos que impulsan la actividad mental son muy beneficiosas en los abuelos, pues son atractivas y divertidas, pero también cumplen con una finalidad cognitiva, lo que sin duda es muy importante en el adulto mayor. A su vez son actividades que pueden compartir con nietos o sobrinos más jóvenes, o con otros amigos sin tener que salir de casa.

Cuando se trata de la lectura, las tecnologías permiten un abanico inmenso de posibilidades y aunque leer en pantallas es más agotador para la vista, le permite a los abuelos ampliar el tamaño de las letras a uno que se les haga más cómodo.

Por otro lado, también las plataformas de streaming que les ofrecen un sin fin de títulos dentro de sus catálogos, es una buena forma de mantenerse entretenido y de disfrutar con amigos o familiares, ya sea compartiendo espacio o a distancia. 

Recomendaciones para impulsar el uso de las tecnologías en los abuelos

No todos los abuelos están abiertos a entrar en el mundo de las tecnologías, en muchas de las oportunidades se debe al temor de hacer el ridículo o a no hacerlo bien y recibir burlas por parte de sus seres queridos, sin embargo, si se hace de la manera correcta, el acercamiento es mucho más sencillo y permitirá que los adultos mayores poco a poco puedan perder el miedo y se vayan interesando en ellas. Algunas recomendaciones son:

Es fundamental que las familias y cuidadores se enfoquen en ayudar a los abuelos a acercarse al uso de las tecnologías, con paciencia, sin reproches y con respeto, para que puedan disfrutar de todos los beneficios que estas pueden ofrecer.