diciembre 14, 2016

Lo más top
Lo más top

Artículos recientes

Tantra

Siempre he pensado que era una persona bastante sencillita: no creo en la espiritualidad, no sigo ninguna religión y me guío, básicamente, por lo que mi mente y corazón dictaminan, sin embargo nunca puedes ser tajante en nada porque puede que si pones la mano en el fuego te acabes quemando. Algo así me ha ocurrido a mí y no me arrepiento de haberme dejado arrastrar. Hace unos meses una amiga, muy insistente, me pidió que la acompañara a un curso de Maite Domenech, una de las eminencias más consagradas que tenemos en España sobre el tantra. Al principio me negué pero acabe cediendo y ahora mi mundo es todo un despertar de sentidos. Cada día tengo algo nuevo que experimentar y eso es una auténtica maravilla que no había tenido oportunidad de vivir desde que era una niña.

Tantra

Siempre he pensado que era una persona bastante sencillita: no creo en la espiritualidad, no sigo ninguna religión y me guío, básicamente, por lo que mi mente y corazón dictaminan, sin embargo nunca puedes ser tajante en nada porque puede que si pones la mano en el fuego te acabes quemando. Algo así me ha ocurrido a mí y no me arrepiento de haberme dejado arrastrar. Hace unos meses una amiga, muy insistente, me pidió que la acompañara a un curso de Maite Domenech, una de las eminencias más consagradas que tenemos en España sobre el tantra. Al principio me negué pero acabe cediendo y ahora mi mundo es todo un despertar de sentidos. Cada día tengo algo nuevo que experimentar y eso es una auténtica maravilla que no había tenido oportunidad de vivir desde que era una niña.