Mi sueño era tener un buen book de boda

Cuando una persona como a mi le hace mucha ilusión casarse quiere que todo salga a pedir de boca. Esto es lo que buscaba yo en la celebración del día de mi boda y también, como no, quería que el recuerdo perdurara.

Mucha gente, piensa, que además del maravilloso día que vives en compañía de los tuyos, también merece la pena tener un buen book que refleje ese día y unas fotos bien bonitas de nosotros como pareja.

Yo buscaba algo que quedara de recuerdo y que siempre pudiésemos ver, tanto para nosotros como para nuestros hijos o nietos. El que quede algo de recuerdo bello es algo que siempre me había rondado la cabeza y que quería no solo que quedase bien, sino que fuera elegante, bien presentado.

No es fácil dar con un fotógrafo que realmente merezca, aunque parezca mentira hay mucho que es poco profesional y que va simplemente a cumplir el expediente y sacarse un buen dinero. En más de una boda que he ido de amigos, vi como el book sinceramente era bastante malillo, pero claro, no se lo vas a decir a los contrayentes…

Cuando un book es bueno se nota y creo que entiendas o no de fotografía es algo de lo que uno se da cuenta. Esto era lo fundamental y me tocó mirar muchas webs con mi pareja hasta que dimos con una buena de verdad que mereciera la pena, esta era la web de Luis Oliva, que solo verla ya te morías de ganas porque él fuera uno de los que hiciese las fotos de pre-boda y de la boda en cuestión.

Una vez que me decidí por él, procedí a llamarlo, muy amablemente me fue comentando como trabajaba y que su objetivo, además de sacar unas fotos maravillosas, era sacar de nosotros lo mejor que teníamos, pues eso se refleja en la mirada y se ve en las fotos.

Quedamos para conocernos e ir tomando confianza, algo que ahora, cuando echo la vista atrás veo que era algo fundamental para luego hacerse el reportaje de la pre.boda y las fotos de la boda en cuestión.

La seriedad en el trabajo se notaba, pero todo con buen humor, es algo compatible y además bastante sano. Esto hizo que lo pasásemos realmente bien con él y que los miedos que teníamos a realizar nuestras fotos pasasen a ser cosa del pasado. Ahora incluso hemos pasado a fotografiarnos con mayor facilidad.

Quedamos muy satisfechos con sus servicios

Quedamos muy contentos con las fotos que nos realizó, un reportaje donde se veía de forma nítida nuestro amor y lo bien que lo pasamos, esas emociones que nacen cuando llevas 12 años de noviazgo y has pasado por momentos buenos y no tan buenos. Al final las fotos fundamentalmente como él dice, son emociones y nosotros vimos reflejado todo esto en sus fotos, que creo es un plus bastante importante a tener en cuenta.

Espero que todo esto te haya sido de utilidad y puedas tenerlo en cuenta cuando busques un fotógrafo para tu boda, es un recuerdo muy bonito que merece tener en cuenta.