La salud bucal en el embarazo

Durante el embarazo la anatomía y fisiología de la mujer sufre un cambio importante para adaptarse al desarrollo del feto, si bien los cambios más aparentes son los del exterior, la verdadera transformación se produce en el interior debido a los cambios hormonales que el embarazo produce lo que hace que en este periodo se produzca una mayor predisposición a los problemas bucodentales, por lo que una visita a una clínica dental especializada en el diagnostico y tratamiento bucal como puede ser la clínica dental Ábalo, situada en Cádiz, donde un equipo multidisciplinar de especialistas en endodoncia, ortodoncia, implantes, periodoncia o estética dental se coordinan para abordar los casos de la forma más efectiva posible con el único objetivo de mejorar o mantener la salud bucal de sus pacientes.

Esta clínica abrió sus puertas en el año 1986 y desde entonces se caracteriza por ofrecer a sus pacientes los mejores procedimientos existentes avalados con una continua actualización de tratamientos, técnicas y materiales de la mano de sus especialistas consiguiendo así una odontología de la máxima calidad al servicio de los demás y todo ello con el mejor trato posible, por lo que la clínica dental Ábalo se enorgullece de la confianza que le han brindado sus pacientes durante tantos años, tantas historias y tantas sonrisas.

Una visita al odontólogo en el primer trimestre del embarazo para someterse a una revisión completa nos evitará que se produzca alguna patología favorecida por los cambios fisiológicos o se agrave alguna ya existente.

Las patologías que con mayor frecuencia se producen durante el embarazo son:

  • Inflamación gingival. El aumento de estrógenos y progesterona en la sangre unido al depósito de placa dental ocasiona una inflamación exagerada de los tejidos de las encías. Esta afectación de los tejidos blandos es reversible, pero si no se trata y no se controla puede extenderse a zonas más profundas y derivar hacia una periodontitis.
  • Los ácidos producidos por los vómitos repetitivos asociados a las náuseas de la mañana o el reflujo gástrico tan característicos del embarazo, causan una desmineralización del esmalte y por tanto su desgaste. En caso de que ya hubiese una pequeña desmineralización el avance de la caries será más rápido.
  • Más conocido como tumor del embarazo, es un tumor benigno que puede aparecer durante la gestación y desaparece en los meses siguientes al parto. Es una reacción inflamatoria que causa tumefacción del tejido gingival, pudiendo ser extirpado después del parto si provoca algún tipo de alteración.
  • Xerostomía. Conocida como “boca seca” está producida por los cambios hormonales durante la gestación y no es alarmante. Si bien si la sensación de boca seca es continua, y además se tiene una sed constante y una necesidad de orinar muy frecuente, se debe controlar pues puede ser un síntoma de que se sufra diabetes gestacional.
  • Sialorrea, es el caso contrario a la boca seca, puesto que se trata de una secreción exagerada de la cantidad de saliva, pudiendo desaparecer espontáneamente en el transcurso del embarazo, aunque a veces permanece hasta el final del mismo.

La importancia de la higiene bucodental durante la gestación

La higiene oral durante los meses de embarazo debe extremarse ya que durante este tiempo la frecuencia y número de comidas a veces suele aumentar por lo que la higiene bucal debe ser más cuidadosa, asimismo se evitarán los alimentos ricos en azúcar como chucherías o bebidas azucaradas. Además de evitar este tipo de alimentos perjudiciales tenemos que tener muy presente que trataremos de lavar correctamente los dientes cada vez que terminemos de realizar nuestras comidas y si es posible usar enjuagues bucales u otros productos que nos ayuden a tener una boca mucho más sana durante estos meses complicados, aunque estos consejos no debemos solo aplicarlos a los meses de gestación puesto que nuestra boca es un elemento único y que tenemos que cuidar, sea la ocasión que sea.