La obesidad tiene solución

Todos queremos vernos más guapos y está claro que tener sobrepeso u obesidad no ayuda a vernos tal y como nos gustaría. Si además de esto le sumamos que es malo para la salud, lo mejor es intentar poner freno a esto ¿no?

Si se quieren soluciones lo mejor es confiar en profesionales. En artestetica saben cómo ayudar a todas las personas con problemas de sobrepeso o que tengan obesidad. Años de experiencia abordando el tema y una profesionalidad fuera de toda duda.

¿Qué es la obesidad?

Estamos hablando de una enfermedad que es crónica y que se puede tratar cuando se produce un exceso de grasa en el cuerpo humano. Muchos expertos dicen que los efectos negativos de más alcance se producen en sus efectos secundarios, pueden agrava de forma grave enfermedades como la hipertensión, diabetes, algunos tipos de cáncer, caso de los gastrointestinales.

Con la salvedad de las personas que tienen mucho músculo, las personas que tienen un peso superior al 20 por ciento o más el punto medio de la escala de peso, según el índice de masa corporal, se les consideran personas con obesidad.

¿Qué causas hay?

Tenemos muchas causas que hacen que nazca este problema. Algunas son la mala alimentación, no hacer ejercicio y también una serie de factores genéticos. Los factores de tipo socieconómico también tienen su importancia. Es una evidencia que, en muchos países desarrollados, la frecuencia con la que se da la obesidad es más del doble entre mujeres que tienen bajo nivel social que en las que tienen nivel social alto.

La causa por la que los factores socioeconómicos cuentan con una influencia tan grande en el peso de las mujeres no se suele entender de manera completa, pero sí que se conoce que las medidas contra la obesidad son mayores según se tiene un nivel social mayor.

Los factores de tipo psicológico, que durante mucho tiempo se han considerado como una causa importante de obesidad, se pueden considerar en la actualidad como una reacción a grandes prejuicios y la forma en la que se discrimina a las personas obesas.

Los síntomas de la obesidad

Acumular grasa debajo del diafragma y del tórax ejerce una presión en los pulmones, lo que provoca dificultad a la hora de respirar e incluso ahogo.

Las dificultades que pueden venir a la hora de respirar puede que interfieran de forma grave en el sueño, lo que provocan la parada momentánea a la hora de respirar. Todo ello causa somnolencia a diario y demás complicaciones.

Además de todo esto, la obesidad puede causarnos problemas de tipo ortopédico, hay dolores en la zona baja de la espalda, la lumbalgia y además se agrava la artrosis, de manera especial a rodillas y tobillos.

Otro de los trastornos existentes es que las personas con obesidad tienen un grado de superficie corporal escasa en relación a lo que pesan, tienen más dificultades para eliminar el calor de su cuerpo eficientemente, por lo que sudan bastante más que las personas con poco peso.

¿Cómo prevenir?

Si se quiere prevenir la fórmula es la dieta sana y con equilibrio, lo que unido a realizar ejercicio puede hacer que sea más complicado que aparezca obesidad. Según los expertos, la recomendación es de hacer como mínimo cinco tomas de alimentos diarios en racionaes pequeñas. Si a esto se le suma que el patrón alimentario esté cercana a la dieta mediterránea, por lo que pocas grasas y muchas frutas y verduras.

En cuanto al deporte, la constancia es fundamental. La recomendación es practicarlo de forma habitual al menos tres veces por semana durante 45 minutos. La intensidad debe adecuarse a las necesidades y al estado físico de la persona.

Tratamiento

La forma mejor que existe para tratar es prevenirla, por lo que lo mejor es que se detecte en edades en las que los pacientes comienzan a cambiar de peso, lo que suele ocurrir entre los 20 y los 25 años.

Desde la comunidad médica se piensa que una persona con obesidad tiene que ser considerada como un enfermo desde el punto de vista crónico que necesita un tratamiento a largo plazo y donde se necesitan una serie de cambios en los hábitos de conducta, ejercicio físico y terapia con fármacos.