Cómo ahorrar con cuatro ideas básicas

Cada vez son más mujeres las que deciden emprender con su propio negocio e iniciarse en el mundo empresarial como jefas, como dueñas y señoras de su destino, a menudo manejado por los hombres, tan paternalistas ellos como siempre han sido.

Este es el caso de Marta (nombre ficticio) que después de aguantar durante años a su jefe y a su grupo de secuaces y mal llamados, compañeros de trabajo (y digo compañeros porque eran todos hombres), decidió mandarlos a tomar viento fresco y montar su propia empresa de diseño gráfico. Nunca me había sentido más libre, afirma, y no cambiaría mi nueva situación por nada en el mundo.

Si como Marta, te encuentras a disgusto en tu trabajo, o bien estás en estos momentos en el paro y con la idea de dar un cambio a tu vida, emprender es hoy la mejor solución, ya que el mercado laboral va de mal en peor, y si tienes la suerte de tener trabajo, seguro que cobras fatal, o que tienes unas condiciones pésimas, y que ni siquiera te pagan las horas extras. Si ya te has decidido, has de saber que no todo es un camino de rosas, y que al principio será duro y tendrás que invertir un mínimo de tiempo y esfuerzo, pero con el tiempo, puede que descubras que es lo mejor que has hecho nunca.

Cuando se está empezando, conviene ahorrar, optimizar gastos lo máximo posible, pero sin renunciar a la calidad de un trabajo bien hecho, y por lo tanto, habrá que renunciar siempre a algo.

Este ahorro ha de empezar en tu día a día, en tu actividad habitual, y así debes evitar las comidas y cenas fueras de casa, fijarte en las ofertas, no despilfarrar en ropa y complementos innecesarios y sobre todo, tendrás que empezar a cortarte con las salidas, pilla unas cervecitas de lata, unas olivas y ya tienes la tarde montada. De todas formas, no te preocupes que no vas a tener tiempo para aburrirte. Pero debes saber, que tu casa, será tu lugar favorito después de tu dura jornada de trabajo como jefa.

Consejos para jóvenes emprendedoras

Reducir el gasto es fundamental, y si no una oficina convencional te resulta excesivamente cara, siempre puedes contratar un despacho por horas, o trabajar desde tu propia casa. Estas opciones te permitirán ahorrar en gastos de alquiler, servicios, mantenimiento, personal, etc…

Si piensas que necesitas tu propia oficina intenta ahorrar, por ejemplo, en las facturas de la luz, colocando bombillas de bajo consumo como las LED, o en el agua, colocando limitadores. El tema de la limpieza también puede ser cosa tuya, sobre todo al principio, y con el tiempo, ya podrás contratar los servicios de una buena empresa de servicios de limpieza como Eurobrill, que además tiene muy buena oferta y dispone de una amplia gama de máquinas de fregar y máquinas de barrer industriales y una logística propia para el transporte de maquinaria que les permite llevar a cabo intervenciones rápidas. Cuentan con una flota de vehículos propia destinada al control y la realización de los servicios de limpieza en Barcelona, así como el transporte de maquinaria pesada de la empresa, incluyendo un camión-grúa de 16 metros de alcance especial para los servicios en altura. Así que no importa lo grande que llegue a ser tu empresa, eurobrill te dará el mejor de los servicios. Y además, esta es una empresa ética, una compañía con valores, tan escasos a día de hoy, y colabora, desde hace algunos años, con entidades sin ánimo de lucro, como un medio para devolver a la sociedad parte de los beneficios obtenidos en su actividad empresarial. Cabe destacar la aportación de 1000 kgs de alimentos a través del Banco de alimentos y el envío de material escolar a varios poblados africanos.